Hasta cuatro años de cárcel

VIOLENCIA ESCOLAR

Participa en el debate

¿Crees que la posibilidad de ir a la cárcel hará disminuir las agresiones a los profesores?

 

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía reafirmó hoy su compromiso de calificar las agresiones a profesionales de la enseñanza como “atentados” contra funcionarios, al afectar a personas que trabajan en centros de ámbito público y a la prestación de un servicio educativo.

 

Así lo afirmaron hoy los secretarios generales de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía y de Granada , José Blanco y Antonio Sierra, respectivamente, tras el encuentro que mantuvieron con el fiscal jefe del TSJA , Jesús García Calderón, en el que abordaron la situación de la violencia en las aulas.

 

Según los representantes sindicales, en la reunión han llegado a tres conclusiones principales, la primera de ellas que el Ministerio Público calificará las agresiones, amenazas e insultos como un delito que podría estar castigado con penas de hasta con cuatro años de prisión, al entender que se producen en el ámbito público.

 

¿Qué se puede hacer para mejorar estas cifras?










Andalucía tiene la tasa de acoso escolar más alta de toda España







El acoso y la violencia escolar envenenan las aulas españolas. No son conductas aisladas, ni “chiquilladas”, ni son “lo normal”.

Se trata de comportamientos bien enraizados que prosperan en medio del silencio institucional y la impunidad social. El 23,3% de los estudiantes españoles, casi uno de cada cuatro, es víctima de sus compañeros y sufre agresiones u hostigamiento psicológico que pueden dejar graves secuelas de por vida en la víctima, y forjar futuros “matones”.

El balance del mayor estudio epidemiológico realizado en España es demoledor. El acoso es mayor entre niños (24,4%) que entre las niñas (21,6%), y las mayores tasas se han detectado en Andalucía (un 27,7%), País Vasco y Navarra (25,6%), y las más bajas en Aragón (el 18 %) de los escolares son víctimas) y Canarias (19,01%).

El Barómetro Cisneros X sobre violencia y acoso escolar ha evaluado a 25.000 estudiantes, desde segundo curso de Primaria (7 u 8 años) hasta Bachillerato (16 a 18 años), de más de 1.150 aulas completas en catorce comunidades autónomas, y sus conclusiones dejan pequeñas todas las estimaciones previas sobre el alcance del fenómeno.

«La mayoría de los estudios están sesgados a la baja porque se banaliza el fenómeno, hay un negación institucional, siempre ocurre en el colegio de enfrente no en el propio y, sobre todo, porque se deja fuera el acoso psicológico», argumentó en la presentación Iñaki Piñuel , profesor de la Universidad de Alcalá de Henares y coautor del trabajo junto con la doctora Araceli Oñate.

De hecho, es el acoso psicológico entre compañeros la peor forma de maltrato escolar, la más abundante -el 90% de los casos- «la más lesiva» y difícil de detectar. Hace más daño en la psique y la autoestima del niño acosado el hostigamiento, el vacío a su alrededor, el bloqueo social, la estigmatización, los insultos constantes, que la mera agresión física, dicen los expertos. Las comportamientos más frecuentes son el uso peyorativo de motes (14%); retirar la palabra (10.3%); reírse ante equivocaciones (9.2%); insultos (8.7%); o acusaciones falsas (7.5%).


 



 


Todos los colegios convocan un paro de una hora este viernes

Participe en el debate
¿Están las administraciones preparadas para solucionar el problema de la violencia en las aulas?

Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.