María Jiménez, Juana Vacas … bancos, titulares y desahucios

ACTUALIZACIÓN: Me escriben de la familia de Juana Vacas, contra la que un banco había emprendido un procedimiento de ejecución hipotecaria por las deudas del hombre que mató a su hija Purificación. El fin buenas noticias.

“¡¡¡¡¡¡ GRACIAS A BANESTO POR HABER TENIDO EN CUENTA LA SITUACIÓN POR LA QUE ESTÁ PASANDO MI MADRE Y HABERLE CONDONADO LA DEUDA QUE EXISTÍA SOBRE LA VIVIENDA QUE TENIA UN PRÉSTAMO HIPOTECARIO.YA ES UN HECHO REAL NOS LO ACABAN DE NOTIFICAR TANTO DESDE MADRID COMO DESDE LA SUCURSAL DE TORREDELCAMPO!!!!!.”, ha dicho Encarna Armenteros, la hija que le queda viva a Juana.

————————————————————————————————————————————————

Los bancos le temen más a un titular que a una vara verde. Normal, con la que está cayendo con los desahucios. Tanto que a los medios se les llena la bragueta de huevos y el tema, durante muchos meses condenado a los breves, abre hoy portadas. Ni los bancos ni los políticos se están moviendo estos días por amor al arte. Se están moviendo porque la gente no aguanta ya tanta injusticia. No es que se abra la veda para no pagar. Es que hay casos extremos que requieren soluciones especiales. Así de simple.

(Foto de Francis J. Cano)

Así que María Jiménez logró que ayer el banco EVO la deje quedarse en su casa con su marido y sus cuatro hijos pagando un alquiler social (no más de 150 euros en principio). En la puerta del juzgado donde se iba a celebrar ayer la subasta de la casa había activistas anti-desahucios y bastantes medios de comunicación. Por cierto, que lo primero que hizo la jueza fue echar a las cámaras a la calle, algo insólito en el Palacio de Justicia donde siempre se ha dejado trabajar a los informadores.

Ayer mismo, una profesional del mundo de los tribunales explicaba que otro banco, La Caixa en este caso, había dado orden de parar todos los procedimientos de desahucio que hubiera en marcha. Otros bancos, sin embargo, mantienen la rueda de la Justicia en marcha. Dura lex sed lex. Dura Ley, pero Ley 

 

Es el caso de Banesto con Juana Vacas Pancorbo, viuda de 74 años que ve su causa en peligro por deudas heredadas del hombre que mató a su hija. Un sinsentido que puede arruinarle en lo económico la vejez después de haberle arrasado ya el alma con un crimen atroz. Su caso ha conmovido a la opinión pública. Tras explicar su historia en IDEAL y en el suplemento V de los regionales de Vocento, las televisiones nacionales van a su casa, la entrevistan, piden explicaciones al banco … En medios nacionales, como el programa de Mariló Montero (TVE), el gabinete de prensa de la entidad asegura que acepta la dación en pago y no exigirá más a esta familia, contra la que en septiembre de 2011 emprendió un procedimiento de ejecución hipotecaria. Encarna, la hija que le queda viva a Juana, explica la situación tal y cómo está el jueves:

“ Hoy vinieron de la cadena Cuatro y nos grabaron. Han pasado la noticia a las 2 de la tarde y en Tele 5 a las 3 de la tarde. Luego hemos ido mi madre y yo a por la contestación de la directora de Banesto, y sigue diciendo que aquí en Jaén no tiene conocimiento de la condonación para mi madre (…) He aprovechado para hablarle de la dación en pago que ya se solicitó y que meses después Banesto, entre otros bancos, firmó con el gobierno el famoso ‘código de buenas practicas’, ya que mi madre reúne todos los requisitos para que no sea denegada la dación”.

Juana no se fía ya de nada ni de nadie. Hasta que no haya papeles del juzgado que digan que el procedimiento contra ella ha cesado no descansará por este asunto. Un pesar añadido a la muerte cruel de su hijo. Ella, una pobre viuda, sabe ha encontrado el punto débil del todopoderoso banco: le temen más a un mal titular que a una vara verde. Y no es ya solo a un titular.  Hay miedo a la ira de la gente.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.