Open Data & Open Goverment: “Hay que redefinir el concepto de ‘lo público’”

Tertulia en La Octava Planta de la Cadena SER dirigida por Purificación Beltrán. Participan Ícaro Moyano aká Viejo Moeb , César Calderón aká Netoratón , Álvaro Ortiz, aká Furilo & JJ Merelo, aká JJ , que habló desde Reikiavik, la capital de Islandia. También andurreba yo por ahí y algo pude decir, pese a mi amigo Netoratón.



César Calderón abre gobiernos, administraciones, datos y debates si es menester. El proceso “favorece a los buenos gobernantes”, deja claro; y lo define como “transparente, colaborativo y participativo”


Ícaro Moyano aprovecha para disparar: “Y los primeros movimientos los vamos a ver en las elecciones municipales. Entraremos en un sistema de administración abierta por lo local”.

Álvaro Ortiz responde a Puri Beltrán sobre ¿Cómo se decide si un dato es público o privado? Lo tiene claro: “Para que sea público tiene que ser accesible por Internet, usable en un formato que lo puedas manipular y transformar y con una licencia reutilizable que te permita hacer cosas con ella”.

Lo que queda al final de la tertulia, tras la intervención de este menda y de su compadre JJ Merelo, y con el concurso de todos son dos conceptos que me gustaría destacar sobre Open Goverment & Open Data

1.-Supone la participación del ciudadano en la toma de decisiones de los políticos, administraciones y gobiernos
2.-Va a dar paso, y es algo que sobrevoló la tertulia pero no aterrizó, a una nueva forma de Democracia más directa, participativa, transparente, colaborativa.


Respecto a mi intervención, había preparado tres comentarios:

1.-Ciudadanos perdidos, desinteresados
La contradicción inherente que engendra un proceso de liberación de datos. Que siendo intrínsicamente bueno y que pretende generar ciudadanos informados ha logrado reacciones de lo más diversas, incluso de rechazo y hasta enconadas y, lo más complicado, que no ha llegado al ciudadano pese a los esfuerzos de muchos. Open Data y Open Governement permanecen todavía en en limbo de los tecnócratas, gurús, frikis y simplemente, de común interesados. El año que viene debe sentirse en la ciudadanía un esfuerzo que explique el concepto y sus implicaciones. En resumen, me preguntaría yo con qué cara me miraría Alfonso, el que me pone el café por la mañaaa en Granada, o Mauro, el que sirve cañas en la Parte Vieja de Donosti, si le comentara, mientras me cobran la consumición algo parecido a… “Pues he estado por la tarde interesándome en el Open Governement y, macho, mola mazo lo del Open data”….

2.-La última fase es la más importante: La interpretación
Supongo que con el tiempo se liberarán datos de oficio. Mientras, habrá que ir descorchando botella a botella, cajón a cajón, archivo a archivo todos los almacenes de datos, números y letras. Esta fase, la primera, importante y fundamental, es la que ya ha empezado. pero es también la fase de la inundación. Sin ciudadanos y organizaciones que no creen las aplicaciones necesarias para ordenar los datos para que sean efectivos, el paso se habrá quedado corto, sin más. La pregunta, ahora, creo que es la siguiente, una vez que tenemos los datos y las aplicaciones para ordenarlos se necesitarán profesionales que los interpreten. El ideal es que sea el propio ciudadano, pero, y al contrario que muchos compañeros que ven en Open Data un riesgo para su papel como periodista, creo que la interpretación de los datos ordenados acarrea nuevos nichos de trabajo para los buenos periodistas en los mejores medios.

3.-Open Data como proceso perfecto para un país como España
En un país de chanchullos, de corruptelas y de envidias para todos, Open Data implica fulminar los dimes y diretes o el más clásico ‘donde dije Diego dice digo’. Open data, en su mejor expresión, es colaboración, participación y transparencia, pero y sobre todo, es también compromiso por parte de la clase política y de cada una de ellos con la palabra dada. Por ejemplo, si tenemos una aplicación que nos permite saber cuántos kilómetros de autovía, o de AVE, tendrían que pasar por nuestra ciudad el año que viene, los políticos amoldarían su discurso (y la oposición) y casi creo que se afanarían más en cumplir su palabra que en desdecirla, modificarla o adornarla. Creo, sinceramente, que Open Data y Open Goverment es pluscuamperfecto para un país con los defectos, pero también con las virtudes, que atesora la vieja piel de toro (antes de que prohiban esta expresión ;-)


Además, JJ Merelo ha intervenido desde Islandia. Os pongo el vídeo que le grabé en Granada en el que explica perfectamente AbreDatos.





Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.