Serendipia y Procrastinación: Conceptos 2.0 para ir tranquilo por la vida

¿Cuántas veces has asentido con la cabeza sabiendo de forma positiva que podías estar metiendo la pata porque no sabías de qué demonios estaban hablando?

Pues a mí me ha pasado en los últimos años con dos ‘palabros’: Serendipia y Procrastinación, que si algún día tengo dos gatos, dos perros, dos canarios o dos peces, serán bautizados con sendos nombres.



Lo bueno del caso es que los dos términos son excelentes e, incluso, divertidos, porque responden
ambos a formas que tenemos los humanos de abordar nuestras acciones, nuestros objetivos, nuestros trabajos.

Y es que, lejos de las tragedias diarias y de la rutina mortal, el ser humano es vago por naturaleza y, por tanto, cuando más trabaja es precisamente cuando más quiere dejar de hacerlo.

Algo que los españoles, que pasaremos a la Historia dentro de 100.000 años por haber inventado el concepto ‘picaresca’, sabemos bien porque también inventamos el término ‘escaquearse’. Buenísimo.

Pues eso, que Serendipia es como descubrir algo por casualidad y Procrastinación es obstinarse en que no llegue el momento de empezar a hacer algo. Cómico, sin duda.

Os dejo dos definiciones y dos vídeos. Desde luego, el de Procastinación es para partirse de risa.

Serendipia: Una serendipia es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado. Se puede denominar así también a la casualidad, coincidencia o accidente.

Procrastinación: La procrastinación (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro) o posposición, es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.