Diga 33

Habíamos dejado escrito que los ‘sociatas grantensis’ eran Rubalchaconistas. O así. Se vio porque hace dos semanas Rubalcaba llenó (aunque luego suspendió por la nieve) y Chacón llenó hace 48 horas y hoy Rubalcaba va a volver a llenar. Si Carme volviera de nuevo volvería a llenar en un mitin-marmota cíclico.

¿Por qué es de repente tan importante Granada y Andalucía para un político cantábrico y una política catalana? Porque Granada y Andalucia ponen y quitan secretarios generales del PSOE.

Es ahora, tras largos años de olvido, cuando todo el mundo se acuerda de Granada. De que si es la sexta potencia socialista española en cuanto a número de delegados, que si es la segunda de Andalucía, que si luego resulta que no pinta nada en los Gobiernos que han tenido González o Zapatero, que nunca hay ministros granadinos, que apenas algún que otro consejero-de-la-Junta-en-plan-cuota, que si patatín, que si patatán…

En la calle, no en la militancia, ni entre la ‘cargada’ bien orgánica bien administrativa; lo que la gente se pregunta desayunando en los bares media de aceite y un café con leche calentito mientras leen el Ideal es por qué si son tan importantes los granadinos en el PSOE luego tenemos la sensación de que bailan solos y de que no se traduce esa importancia en relevancia para la provincia o la ciudad de la Alhambra.

De momento, ante la falta de respuestas del PSOE, en el Ayuntamiento y también por primera vez en la Diputación los granadinos han hablado en las urnas. Y han dicho PP. Y punto.

Quizá por eso Carme Chacón habla de los tres avisos y huye del cuarto. Por eso Rubalcaba viene dispuesto a ‘reconquistar Granada’.

Y por eso Granada es ahora tan importante, por sus 33 delegados en el congreso federal de Sevilla del primer fin de semana de febrero.

Si quiere saber el resto de las respuestas, ‘Diga 33’, como hacen los médicos. A tenor de la respuesta que encuentren Rubalcaba y Chacón de los socialistas granadinos, podrán saber si salen o dejan de salir secretarios generales del PSOE.

Por qué los médicos dicen “diga 33? Simplemente les sirve para evaluar la transmisión a la pared torácica de las vibraciones vocales que se originan en la garganta durante la emisión de la voz, y para ello le piden al paciente que pronuncie palabras que contengan consonantes fuertes, como treinta y tres (aunque también sirven otras como carretera o ferrocarril), y se compara la transmisión percibida en cada lado del tórax.

Y pueden ocurrir 3 cosas:

  • Las vibraciones son normales: posiblemente no hay enfermedad, todo está okey
  • Las vibraciones están aumentadas: existe líquido en el interior de los alveolos pulmonares, uséase, algo hay ahí, puede que una neumonía.
  • Las vibraciones están disminuidas: hay una obstrucción bronquial, hay tejido pulmonar destruido, o cuando hay líquido o aire entre el pulmón y la pared torácica (ambas cosas son indicio de alguna enfermedad, como pleuritis y neumotórax respectivamente).

¿Y cómo suena la militancia granadina? ¿Qué le van a responder los 33 al ‘Diga 33’ de Rubalcaba?
De momento, hay vibraciones, que estén aumentadas y que hay algo ahí y que se llame Alfredo Pérez Rubalcaba; o que estén disminuidas y haya una obstrucción bronquial que se llame Carme Chacón, solo se sabrá tras un ultrero diagnóstico en Sevilla.

Que en el último Congreso del PSOE parecía que iba a salir Bono y le ganó ZP por un escuetísimo 1%. Y puede volver a pasar de igual forma.

Las preguntas entonces son:

¿Quién es el ‘tapado’?
¿Alguien va a prestar cara en Sevilla?
¿Se está esperando la derrota del PSOE en Andalucía para no quemarse?

Diga 33…
Enviado desde granada.
Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.