Elección del mejor irrigador dental

La visita rutinaria al dentista suele deparar desagradables sorpresas porque la higiene dental deja mucho que desear en la mayor parte de las personas que pasan por la consulta y es que no existe una conciencia sanitaria de utilizar a diario instrumentos como el cepillo de dientes o el irrigador dental para prevenir la prevención del sarro y de las caries.

Para escribir el presente manual hemos tomado como fuente de referencia irrigadorbucal.net un portal especializado en los aparatos dentales necesarios para prevenir enfermedades como las caries, halitosis o la gingivitis llegando en su peor estadio ha convertirse en periodontitis.

¿Es suficiente el empleo del cepillo de dientes?

Consultadas diversos especialistas dentales determinan que el empleo del cepillo de dientes y de la pasta con fluor se debe complementar con el uso de los limpiadores de agua a presión porque de no ser así quedarían residuos de comidas entre las piezas dentales lo que favorecerá la aparición de caries.

El uso del hilo dental es otro de los grandes olvidados, muy pocas personas hacen uso de él aunque quizás se deba a que se necesita una cierta practica para que sea efectivo y eso por ejemplo tratándose de niños es muy difícil de conseguir, cosa que no ocurre con el uso de los irrigadores para la boca que apretar un simple botón el aparato realiza una limpieza exhaustiva.

 

¿Qué es un irrigador dental?

Es un aparato provisto de un deposito de agua que mediante la impulsión de un pequeño motor eléctrico vierte agua a presión (se recomienda mezclar en el agua una pequeña dosis de colutorio antibacteriano) con un tubo que se introduce en la boca propiciando el lavado y la eliminación definitiva de los residuos orgánicos allí depositados.

Si es recomendable para cualquier persona casi se convierte en una obligatoriedad para personas que usan brackets ya que de no ser así las infecciones serán una constante.

Hablamos de brackets pero es extensivo a personas sometidas a cualquier tipo de odontología, implantes dentales o personas con dentaduras postizas donde el seguimiento por parte del dentista debe ser una constante.

Los aparatos que se comercializan a nivel doméstico son muy similares a los que puedes ver en cualquier clínica dental, aunque son más baratos y con algo menos de potencia, ya que los de las consultas médicas dentales están destinados a eliminar sarro incrustado durante meses e incluso años.

¿Los dentistas lo usan a nivel particular?

Esta es el tipo de preguntas que yo me hago para saber realmente si son útiles o no: el preguntarme si el especialista lo usa a nivel doméstico tanto para el como para su familia.

Y consultado a varios protésicos dentales, dentistas y enfermeras dentales todos aseguran que disponen de uno de estos aparatos en casa y es obligatorio para toda la familia en el uso diario y que eso supone a medio plazo en prevención de enfermedades bucales y ahorro económico en la curación de las mismas.

Afirman que cualquiera de los irrigadores existentes en el mercado son más efectivos que el mejor cepillo de dientes e incluso mejor que el cepillo eléctrico que hasta hace pocos años era el top de los instrumentos destinados a la limpieza bucal.

¿Cuál elegir?

  • Elige uno que tenga varios cabezales para así cada miembro de la familia tenga el suyo propio.
  • Opta por uno estándar de los que se dejan habitualmente en el baño y solo compra un irrigador portátil si viajas mucho.
  • Cómprale en tiendas online o físicas de reconocida reputación, huye de comercios y marcas no reconocidas por muy baratas que sean, a veces lo barato sale muy caro. ¡No juegues con tu salud!
  • La misma marca y el mismo modelo te suele salir mas barato si lo compras online en Amazon que si lo compras en cualquier tienda física de tu localidad.

 

¿Compensa la adquisición de un irrigador para los dientes?

Desde un punto de vista económico la compra de un irrigador dental se amortiza en el primer año porque el simple empaste de una muela atacada por la caries supone entre los 70 y 80 euros cuándo puedes encontrar el mercado irrigadores dentales por 50 euros y si quieres tener uno de primera categoría como puede ser el Waterpik ultra 100 puedes encontrarlo por unos 70 euros, es decir lo que te cuesta un arreglo de una pieza dental, con el añadido que puede ser compartido con toda la familia ya que viene surtido de varios cabezales para ser distribuido entre los diferentes miembros de la familia.

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.