Cómo crear la relación ideal

Como cada año por estas fechas, aprovecho para visitar mis librerías preferidas con calma y para descubrir nuevos libros que enriquezcan mi trabajo. Uno de los que elegido se titula Cómo crear la Relación Ideal y está escrito por un matrimonio que lleva casi 30 años ayudando a miles de parejas a mejorar su relación. Vamos a ver algunas de las cosas que nos cuentan.

Los tres principios de la transformación instantánea para conseguir la relación ideal

Ariel y Shya Kane nos presentan tres principios que te ayudarán a conseguir la relación ideal y estos son los que te quiero presentar en este artículo.

Primer principio de la transformación instantánea

Lo que resistes persiste y se hace más fuerte y termina por controlar tu vida y tus relaciones

Es posible que te suene el hecho de que a cada acción le corresponde una reacción. Y estoy segura de que en tu vida has observado más de una vez que cuanto más te opones a algo menos probabilidades hay de que cambie o de que puedas vivirlo con alegría. Cuánto más te amargas porque los vecinos hacen ruido, más parece que empeora la situación y más difícil para ti estar a gusto en casa. Y lo mismo sucede con tu pareja o con tu familia, cuanto menos soportas a tu suegra, peor está la relación, cuánto más te enfada una cosa de tu pareja, menos probabilidades de que cambie.
Acéptalo desde ahora mismo, oponerte frontalmente a las cosas como son, tiene muy pocas probabilidades de funcionar así que deja de resistirte.

Acción reacción
Segundo principio de la transformación instantánea

Dos cosas no pueden ocupar el mismo lugar al mismo tiempo

Ariel y Shya lo plantean con este titular que para mi resulta confuso pero en realidad lo que nos explican es que las cosas son en cada instante de nuestras vidas, exactamente como son y no como nos gustaría que fueran. Es bien sabido que una de las cosas que más nos hace sufrir en las vida son nuestras expectativas de cómo deberían ser las cosas.
En nuestros sueños de infancia y en nuestras fantasías, la relación que tenemos con nuestra pareja, con su familia o con la nuestra, es armoniosa, enriquecedora, agradable, tierna y no tenemos ni grandes diferencias ni grandes peleas. Pero sé completamente sincero contigo mismo, ¿cuántas familias así conoces?
Yo que hago terapia de pareja en Barcelona y online desde hace años, puedo confirmarte que las relaciones no son siempre de color de rosa. Por ejemplo, a mi me encantaría que hoy que es mi primer día de vacaciones todos estuviéramos felices y contentos pero resulta que mi hijo se ha puesto enfermo y tenemos que cambiar nuestros planes. Me guste o no esto es así, ¿qué hago? ¿lo acepto o me amargo el día?
Hay cosas que simplemente son como son, en tu vida actual tus cosas son exactamente como son en este preciso instante y este es el segundo principio.

Tercer principio de la transformación instantánea

Cualquier cosa a la que le permitas ser exactamente como es, se acabará y se disolverá por si misma

Dicho en otras palabras si dejas que las cosas sean como son y no intentas ni cambiarlas ni arreglarlas, si no piensas en si son buenas o malas, correctas o incorrectas, se acabarán por si mismas y desaparecerán. Un buen ejemplo tiene que ver con tus sentimientos.

Si hoy te has levantado más nervioso o estás más triste puedes empezar a interrogarte sobre lo que te pasa, puedes intentar hacer cosas para no sentirte así o tienes también la opción de aceptar que hoy estás como estás y ya está. Cuando vives tus emociones sin juzgarlas y sin intentar cambiarlas, se disuelven y terminan por desaparecer.

 

¿Estás pensado que estos principios son muy bonitos pero difíciles de llevar a la práctica?

Estoy segura de que estarás pensando que solo digo tonterías y cosas imposibles de llevar a la práctica pero vamos a hacer un ejercicio inverso.

Si has tenido un día genial, te has sentido contento y feliz, animada y alegre es muy posible que no te hayas sentado a plantearte el por qué de tanta alegría, la has disfrutado, la has vivido y ya está. Seguro que no te ha planteado si era bueno o malo estar feliz o si era correcto o incorrecto. La alegría ha durado un tiempo y luego ha desaparecido.

Cuando las emociones que experimentamos son placenteras aplicamos el tercer principio sin dificultades pero cuando no son tan agradables nos empeñamos en querer cambiarlas sin darnos cuenta de que lo hacemos es complicar las cosas más de la cuenta.
Si no soportas a tu suegra, consigues que su presencia, incluso en tus pensamientos, sea capaz de cambiar tu humor. ¿Te imaginas el poder que les estás dando?

Si te das permiso para aceptar algo, ese algo pierde el poder que tenía sobre ti.

Y ahora que ya conozco los tres principios, ¿qué?

Pues simplemente te servirán para observarte y darte cuenta de cuántas veces te estás resistiendo a aceptar las cosas tal y como son y a vivir el instante presente como si fuera el momento cumbre de tu vida.

¿Tu marido es tacaño? Probablemente lo ha sido siempre y lo seguirá siendo te pongas como te pongas ¿Tu mujer es pesimista? Pues lo mismo, oponerte no te servirá de mucho.
En nuestro mundo de fantasía soñamos con empezar a salir con alguien, tener una relación, casarnos y ser felices. De hecho muchos cuentos y películas terminan con ese primer beso sin embargo tú ya sabes que eso no es más que el comienzo y que a partir de ahí la vida no es un cuento de hadas. Para tener un relación ideal debes poner tu atención en la relación y cultivar el romanticismo con tu pareja.

Sé que parece mucho más fácil escribirlo que llevarlo a la práctica pero Ariel y Shya Kane, con sus casi 30 años de experiencia acompañando parejas, tienen claro que estos tres principios funcionan. ¿Te atreves a probarlos y a contarnos qué tal te ha ido?

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.