El título de un texto sirve, principalmente, para prohibir que el texto se convierta en título

¿Para qué sirven los títulos?

  • Para dejar limpio el asunto del texto y neutralizar, de alguna manera, la impertinencia o directa rebeldía de algunas frases que quieren siempre abrir los postigos de los temas e incluso levantar las faldas de los renglones para enseñarnos sus entrelineas más íntimas, sus intenciones segundas o terceras.

  • Para organizar la sociedad de las letras en sus clases mayúsculas y minúsculas.

  • Para invitar a los lectores a que disfruten con los párrafos, aunque un buen título siempre calla los peligros, los cruces de palabras, los desniveles del significado, las trampas de algunos adjetivos y los saltos por encima de las metáforas.

  • Para infiltrar las palabras escritas en nuestras conversaciones y llenarnos la boca de alusiones textuales, referencias y frases más o menos cocinadas.

  • Para darle carta de naturaleza y sus oportunos derechos en el universo de la escritura a cualquier grupo de palabras: asociaciones sin ánimo de consulta, grupos de discusión, federaciones de cuentos, partidos de aforismos, comunidades de postes vecinos o incluso pequeñas estrofas de esos pueblos perdidos en medio de la poesía

  • Para hace más fácil un titular y un domingo.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.