Nueva dirección en granadablogs.com/rumores

granadablogs.com/rumores

Nos mudamos

 Tras un paréntesis injustificado (porque he estado trabajando) volvemos a encender las conspiraciones de este blog semiclandestino y nos cambiamos de sitio para volver a ser lo mismo. Igual que hacen los políticos, que se mudan de un lado para otro para vivir igual. Fíjate que nos hemos descuidado un poco y nos h emos encontrado a Mercedes González de nueva directora general de la Conserjería de Eduación.

No es que pretendamos renovarnos antes de que nos den por muertos. La explicación es mucho más sencilla: en el nuevo Rumore podremos hacer otra vez comentarios anónimos y sin identificarnos. Y ya se sabe que siempre me he caracterizado por el rigor y por la valentía.

Hay cosas que es mejor hacerlas a escondidas y en el momento oportuno. Como aprovechar el día que las cámaras de videovigilancia están apagadas para robar la caja fuerte del Granada.

Por un lado está la verdad y por otra la pura coincidencia. Y nosotros nos empeñamos en llegar a la primera rebuscando en las segundas.

 granadablogs.com/rumores

Nuevo blog

Eugenio y los libros

 

Eugenio Nasarre asegura en su declaración de bienes en el Congreso que posee 5.500 libros, por lo que también debe disponer de una casa suficientemente amplia. No sé si en su biblioteca se encuentran las hazañas de Chorrojumo, las mil y una forma de cocinar la tortilla del Sacromonte o el ‘Dejaos de pollas, vayamos a pollas’ del colega Cárdenas. Pero, de entrada, un político que colecciona libros me parece más fiar que otro que coleccione relojes.

Si en Cataluña han conseguido argumentar que Bojan y Messi son medio primos, creo que el bueno de Eugenio no tendrá problemas para encontrar en su árbol genealógico un pariente lejano de Boabdil.

Eugenio irá de tres en la lista del PP, aunque si no andan espabilados lo mismo hasta le mueve la silla a la propia Concha de Santa Ana. Al final, según me cuentan, Nasarre le ha cortado el paso al exvicepresidente de CajaGranada, Juan Ramón Ferreira. Parece que sus movimientos en el entorno de María Dolores de Cospedal tampoco sentaron bien en Sevilla.

No obstante, Sebastián Pérez sí ha conseguido una renovación profunda en la lista, con la incorporación de Pablo García y de José Miguel Castillo Calvín.

Ahora el PP lo que espera es poder frenar desde el Gobierno el veto a los alcaldes en el Parlamento andaluz y reubicar a los que se han quedado fuera.

24 horas para la lista del PP

 

El PP aprobará mañana sus listas al Congreso y al Senado y no es ninguna exageración decir que, a falta de 24 horas, aún hay cuestiones por resolver. La exclusión de los alcaldes del Parlamento andaluz ha trastocado los planes iniciales sobremanera. Aunque en público los populares se rebelan contra esta maniobra del PSOE, en privado reconocen que este debate lo tienen perdido ante la ciudadanía, que está más en la sintonía de que una misma persona ocupe un solo cargo. Postura que abandera Rubalcaba, aunque en las candidaturas socialistas por Granada también figuran alcaldes, eso sí, ninguno en puestos de salida.

Los populares granadinos se han encontrado que tienen que salvar a tres de sus dirigentes más relevantes: Carlos Rojas, Santiago Pérez y Antonio Ayllón. Pero la dirección de Madrid tampoco quiere rellenar sus listas con alcaldes y prefiere diputados con más disponibilidad para poder apoyar al previsible gobierno de Mariano Rajoy.

Ayllón, que gobierna con alfileres en Armilla, tiene a estas horas un puesto seguro en el Senado. El alcalde de Guadix lo tiene más complicado. Se ha manejado la posibilidad de incluirlo en la candidatura del Congreso, pero la dirección granadina quiere gastar ese comodín con otro alcalde, el de Albolote.

Pablo García, que iba a ser el número dos antes de que se decuadrara todo, tampoco tiene garantizada al cien por cien su presencia, aunque es más que probable.

Todo depende de los movimientos de última hora que se puedan producir desde Génova y la necesidad que tenga el partido de colocar en alguna provincia a militantes de renombre que se hayan quedado descolgados. Además, algunos populares granadinos pueden estar jugando sus bazas directamente en Madrid.

No descarto del todo a Blanca Fernández Capel y otro al que se ha visto muy pegado en los últimos días al entorno de María Dolores de Cospedal es a Juan Ramón Ferreira.

El sacrificado de estas listas podría ser el alcalde de Motril.

Carlos Rojas se queda pendiente de Javier Arenas.

#ideasparalospolíticosdegranada

Los ciudadanos han dejado ya más de mil comentarios en #ideasparagranada, lo cual demuestra que es posible reunir un millar de propuestas sin necesidad de organizar un simposio o una conferencia política. E, incluso, que no todas las ideas tienen que ser obligatoriamente malas.

Tanto tuit y retuit nos han dejado medio descolocados a todos y, para no ser menos, en este blog queremos aportar algunas ideas a la cosa política para que no se convierta en una causa.

De entrada, no gastarse más dinero en simposios y observatorios. Salvo que yo sea uno de los ponentes, claro está; que una cosa es tuitear y otra bien distinta tontear. Aunque a veces se confunda.

Cuando un dirigente toma posesión de su cargo, en lugar de regalarles un bastón y una medallica a los que no sacan ningún provecho, les entregaría un paquete de doritos a modo de kit de superviviencia, como a los perros San Bernardo. Y que me disculpen los perros por esta comparación tan odiosa. Así ahorraríamos en bártulos y en dietas.

Lo del ascensor a la Alhambra está bien, pero existe el riesgo de que se quede atascado a la altura del Hotel Reúma y mientras te sacan de allí te llevas un par de horas escuchando a los autómatas que van a colocar en la Casa de las Chirimias y después cualquiera te quita esa música de la cabeza. Así que lo mejor sería utilizar todos los coches oficiales a modo de lanzadera y que cada cuarto de hora subieran a una excursión de turistas al monumento.

El ‘Caler Force One’ se reservaría para las visitas ilustres o por si volviese Michelle Obama.

En lugar de gastarnos otros sesenta kilos en levantar un espacio escénico, como la sede del Cubo se va a quedar medio vacía podríamos convertirla en un teatro. Al fin y al cabo, no necesita una reforma muy profunda.

Y si con todas estas #ideasparalospolíticosdegranada no mejora la ciudad, le echamos la culpa a Málaga o a Sevilla.

 

Un cotilleo de los gordos

 

Me dice un rumoreadicto que me va a contar un cotilleo ‘gordo’ y como ando y anduve un poco atontolinado me pierdo en el juego de palabras.

A mí me ha salido hoy uno en el periódico que difícilmente podré demostrar que fue involuntario, aunque juro con la mano sobre la camiseta de Gordillo que se trata de una errata. La frase original debió ser: “El caso es que si Rubalcaba tuviera la opción de formar Gobierno…”. Pero me bailaron las letras y ha aparecido ‘caos’.

Resulta que el cotilleo de los ‘gordos’ era sobre el Puerto de Motril, pero yo me perdí porque Ángel Díaz Sol perdió los kilos antes de que se inventara la dieta dunkan y ya no lo ubicaba por su nombre guerrista de guerra.

Según me cuentan, ha habido un intento más o menos serio de moverle la silla, aunque para mes y medio que queda hasta las elecciones se ha descartado el cambalache. El sustituto frustrado podría ser alguien que tiene tiempo libre.

Tanto que hasta está jubilado.

Mare revuelto

 Los currelas de CajaGranada han empezado a manifestarse porque temen que la fusión les deje fríos. No se pensaban que cuando Antonio Jara decía aquello de crecer y hacerse grande se refería a ponerles una mesa de despacho en Madrid. Así que alguno ya se está acordando de la mare que parió Mare Nostrum -metafórica y laboralmente hablando-.

He escuchado a la secretaria de UGT, Manuela Martínez, criticar el oscurantismo del proceso. Y es curioso que en todo lo que afecta a la Caja se mantenga un discurso dentro y otro fuera. Porque los representantes del sindicato en la asamblea y en el consejo de administración dieron su visto bueno a una operación que quizás fuera la única posible pero que cualquiera podría intuir en lo que iba a derivar.

Y claro, mientras unos se rebelan porque no quieren marcharse a Madrid, otros -sin señalar- se pegan un voltio por Roma y Córcega en un crucerito.

Políticos y periodistas

Quieren los políticos controlar los informativos de la televisión pública.

Nadie se tumbaría en una camilla si las operaciones de los hospitales públicos estuvieran supervisadas por una comisión de diputados y parlamentarios. Pero como en esto del periodismo no hace falta saber, basta con tener afición, afortunadamente han venido los políticos a sacarnos de las tinieblas periodísticas y podremos seguir disfruntando de unos informativos tan libres y plurales como los de ahora.

Gracias a algunos políticos yo aprendí a diferenciar las noticias de las patochadas y de un tiempo a esta parte solo escribo pamplinas.

Lejos de preocuparme estoy encantado de la vida, porque, en realidad, será mucho más divertido que sean ellos los que decidan con qué entretenemos al personal. Mucho mejor que nos dejemos de engañarnos a nosotros mismos y que los medios de comunicación estén manifiestamente controlados por los políticos.

Al fin y al cabo, han convivido tanto tiempo con nosotros que ya se comportan como muchos periodistas.

Algunos se han puesto una arroba por delante y se dedican a esparcir noticias por Internet y como ahora se estila, primero, decir las cosas y luego contrastarlas, pues aquí estamos, metiendo la pata en nuestros propios titulares.

Como hoy, que la parlamentaria Eva Martín ha dado una rueda de prensa para decir que la empresa de Sierra Nevada (Cetursa) era insolvente pero resultó ser que era un error informático en una resolución judicial. Eva desconocía la diligencia posterior. Por lo visto, también lo ignoraba el PP, que forma parte de la propia Cetursa pero no se había coscado de que la empresa andaba cortita con sifón. 

Después de meter la pata, Eva ha hecho como todo periodista que se precie, que nunca admitimos que nos equivocamos. Así que ha justificado en una nota que el error es del juzgado y no de ella. También le ha reprochado a la directora de Cetursa, María José López, que una abogada de su trayectoria no se percatara al vuelo de la errata. Eso dice Eva, que es procuradora.

 

Las listas del PSOE

Como ha pasado un tiempo prudencial sin que nadie me pida mi opinión sobre las listas del PSOE, no voy a tener más remedio que expresarla. Los socialistas han sido capaces de escenificar el cambio moviendo las mismas piezas. En otro momento hablaré de los cotilleos internos y de cómo se ha producido todo, hoy me detendré en los que están y en los que se han ido.

La marcha de Cándida Martínez es la retirada de la primera línea de aquellas consejeras que Manuel Chaves envió a hacer los madriles y que han terminado interpretando papeles secundarios. Quizás ese haya sido el motivo de su marcha, que se empeñó en volver a ser otra vez protagonista.

De Pepe Martínez Olmos dicen que encarna los valores que quiere proyectar Rubalcaba, aunque eso también lo dirían de Cándida si continuara. Pepe cuenta con el pedigrí necesario para ser cabeza de lista y también tiene pinta de desconocido, lo suficiente como para pensar que la renovación ha sido más profunda de lo que ha sido.

La incorporación de Elvira Ramón en estas listas o en las siguientes estaba cantada. Teresa Jiménez se apoyó en la delegada de Salud y en Pepe Entrena y no puede exponerse a que la cúpula del partido se quedé descolocada en cuestión de meses.

De esa cúpula sí permanece -por ahora- desubicado Martínez Caler, presidente del PSOE en la provincia, la herencia que dejó a Teresa la anterior ejecutiva sin terminar de creerse que Teresa terminaría dirigiendo el partido por su cuenta y -también- por su riesgo.

Rescatar a Sandra García para el Senado -otra cosa es que salga- es la única manera de evitar que dirigentes con proyección acaben desaparecidos en la sombra de los ministerios o las consejerías. Que se lo pregunten a Jesús Huertas.

Por eso sacó Teresa Jiménez a Higinio Almagro de una dirección general de Sevilla en la que hasta Higinio se había quedado sin palabras (y es difícil). Meterlo en el Congreso y sacarlo cuando había dejado de perderse por los pasillos solo tiene sentido si entra en la lista del Parlamento.

Como gesto simbólico, no hay que pasar desapercibido la incorporación, aunque sea como suplentes en el Senado, de dos alcaldes que sobrevivieron al naufragio del 22-M, Manuel AlarcónFrancisco Domene.

Después está lo de Pérez Tapias, que es un bético que se toma la vida con filosofía (o a la inversa). Y ya se sabe que también se puede ganar manque se pierda.

Cohechos propios

Uno se percata de que no puede ser un periodista objetivo el día que un alcalde le regala una camiseta del Betis. También acepto dinero, pero ya que los ayuntamientos están caninos, una eslática de las trece barras es el cohecho más propio con el que me pueden manipular.

De mi etapa de prácticas recuerdo aquel día que mi redactora jefa se indignó sobremanera porque un empresario le hizo llegar un detalle inocente. Como ella siempre fue un colmillo que mordía por libre, con la irreverente habilidad para meterse en los charcos más inoportunos, va a conseguir posiblemente jubilarse en una redacción, un mérito poco aconsejable para el cuerpo y el bolsillo.

Aquel día, simplemente por evitarle al mensajero el viaje de vuelta, conseguí de rebote mi primera dádiva: un cepillo de dientes eléctrico.

Catorce años después, mi maleta de sobornos se compone -muy a mi pesar- de un cepillo de dientes y una camiseta del Betis.

Estaría dispuesto a quedarme con un bolso de una marca carísima que está dando vueltas porque lo rechazó su destinataria.

Que no está la cosa como para echarse al mar sin comprobar primero por dónde vienen las olas. Que si se hundió el Titanic cualquier crucero puede naufragar en el Mediterráneo.

Este Mare Nostrum que cada vez es menos nuestro.

Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.