De mudanza

Queridos lectores, me mudo a ‘granadablogs’.  Si queréis seguir recordando conmigo podéis visitarme en http://granadablogs.com/terecuerdo/. ¡Hasta pronto!

Un año sin Morente

Portada de IDEAL del 14 de diciembre de 2010

 

Enrique Morente

Los que el tiempo se llevó

Una nueva sala cinematográfica abría sus puertas en la ciudad el 21 de diciembre de 1961: el Palacio del Cine, «un local amplísimo, construido a conciencia para lograr la mejor visión y audición en toda la sala», cuenta la crónica de IDEAL el día del estreno. La principal novedad del flamante local, de 1.700 butacas, era la utilización del sistema de proyección “Todd-Ao”, «que abarca un amplio ángulo de visión panorámica con gran nitidez de las imágenes». Al primer pase de la nueva sala asistieron las autoridades locales e inmediatamente después, se ofreció una segunda exhibición a la que acudieron los 200 alcaldes y concejales de la provincia, que participaban en el II Curso de Formación Política de jefes locales que se celebraba en Granada. La película con la que se inauguró el nuevo cine fue “South Pacific” de Joshua Logan, precedida por un capítulo del No-Do, «que en la inmensa pantalla queda empequeñecido y parecía una película con proyector de juguete», bromeaba el redactor.


La década de los cincuenta y sesenta fue la época dorada del cine en Granada. Funcionaban el Cervantes, Olympia y Regio (que durante los años de la República se llamó “Salón Nacional”) y se sumaron el Aliatar, el Granada (que luego fue el Granada 10), el Isabel la Católica, el Madrigal y luego llegarían el cine Goya, el novedoso Gran Vía con las butacas en forma de grada; el Capitol de la calle Recogidas. En el Realejo estaban el cine Príncipe y el Alhambra; y había cines en el Zaidín, en Cartuja… a los que había que sumar las pantallas de los cines de verano, desde el antiguo y desaparecido Gran Capitán, en la plaza Isabel la Católica, hasta el Palermo, el San Isidro, el Colón… José Luis Entrala recuerda, en un artículo publicado en IDEAL, que las décadas de los 50 a los 70, «fueron los años del cine, los años en los que era necesario comprar las entradas con días de antelación para los grandes estrenos. Los años en que yo no pude ver a Rita Hayworth en Gilda porque en los Maristas nos dijeron que era un pecado gravísimo eso de que una mujer se quitara lentamente su largo guante», rememora el periodista.
La gran sala del Palacio del Cine fue sustituida en el verano del año 83 por un multicines de ocho salas con un aforo de entre 110 y 225 espectadores. Los “Multicines Centro” formaban parte un moderno local con un programa que incluía desde las películas más comerciales a las de arte y ensayo, dirigidas a los más cinéfilos. “Bésame y esfúmate, “El mundo según Garp”, “La terraza”, “La gran aventura de Parchís”. “El aventurero de medianoche”, “La guerra de las Galaxias”, “Dos horas menos cuarto antes de Jesucristo” y “El año que vivimos peligrosamente” fueron las primeras películas que se proyectaron.

Lubitsch en el Realejo

En el año 83, el cine Príncipe reestrenó la película ‘To be or not to be’. Muchos granadinos la descubrieron entonces. Este es el anuncio que publicó IDEAL

 

Un granadino héroe en el Sáhara

Durante los primeros días de diciembre de 1966 el piloto granadino Rafael López Herrán, que trabajaba en el aeródromo de Las Palmas, se convirtió en héroe nacional al protagonizar el rescate de un obrero apresado entre los tubos de una torre de prospección en el Sáhara.  IDEAL, orgulloso del héroe local, se hacía eco de esta historia.  Sucedió así: el obrero Manuel Padrón, de 28 años, padre de dos hijos y vecino de Las Palmas, trabajaba para la compañía ‘Spanish Gulf’, que buscaba petróleo en el Atlántico frente a las costas del Sáhara. Uno de los tubos que manipulaba cayo y apresó el cuerpo del joven que quedó malherido. Sus compañeros lo trasladaron inmediatamente a tierra firme y pidieron ayuda. En poco más de una hora, una avioneta  sobrevolaba la zona entre las localidades de El Aaiún y Villacisneros, donde se encontraba el herido, pero las malas condiciones meteorológicas le impidieron aterrizar y volvió a la base. Cuando la avioneta regresó sin el herido, un avión DC-3 de la Spantax, pilotado por López Herrán realizó una nueva tentativa. “El héroe oteó el cielo -cuenta IDEAL- y contra viento, marea, marejada y barro, inició la operación de rescate. Intentaron disuadirle desde la torre de control. La operación estaba al rojo vivo; el temporal que arreciaba y el antecedente de la primera tentativa fallida no rompieron los nervios del piloto. El aterrizaje y despegue de la costa fue un prodigio de veteranía y valor. Manuel Padrón estaba a salvo. El héroe piloto que acababa de salvar una vida se perdió, apenas culminado el rescate, sin hacer una declaración. Su misión había sido cumplida.”

Fraga inaugura el Parador de Turismo de Sierra Nevada

1966 fue un año importante para el sector turístico granadino. Ese año, Manuel Fraga, ministro del ramo, visitó la provincia en tres ocasiones: la primera, a finales de enero, para inaugurar el centro de interés turístico “Solynieve” y la Escuela de Turismo Alhamar. En su segunda visita, estrenó la Escuela de Hostelería y el 6 de diciembre, volvió para asistir a la apertura del Parador de Turismo de Sierra Nevada. Le acompañaba en su viaje un cámara del NoDo, otro de Televisión Española, varios periodista y el ministro de Turismo de Turquía. El nuevo parador, ubicado en terrenos cedidos por la Universidad, tenía cuatro plantas y estaba situado junto al telesilla de Pradollano y las pistas de la Hoya de la Mora. Fraga aprovechó el viaje e inauguró el servicio telefónico de la Sierra con una llamada al director general de Prensa, Jiménez Quiles, y la estafeta de correos. Paradores cerró el hotel en 1993.

El Estado compra el palacete de los Müller en Gran Vía

El 6 de diciembre de 1941, IDEAL publicaba la noticia de la compra del palacio de los señores Müller para establecer en él la sede del Gobierno Civil de Granada. El Estado adquirió el edificio por poco más de millón y medio de pesetas y en el precio se incluyó parte del mobiliario, como los enseres que decoraban un lujoso gabinete estilo árabe o ricas arañas construidas en la Escuela de Artes y Oficios. El viejo caserón de la calle Duquesa, hasta entonces sede de la institución, pasó a manos de la Universidad. El palacio de la Gran Vía comenzó a construirse en 1913 y sus obras, dirigidas por el arquitecto Ángel Casas Vílchez, terminaron en el 16. Juan Bustos, en su libro “Andar y ver en Granada” cuenta que la mala suerte acompañó siempre a los propietarios de la casa. Una leyenda decía que uno de sus dueños se suicidó el mismo día de la fiesta de inauguración del edificio y en la ciudad empezó a conocerse como “el palacio encantado”. Hoy es la sede del la Subdelegación del Gobierno.

Huelga en defensa de las minas de Alquife

Se cumplen estos días 15 años de la huelga general en la comarca del Marquesado en defensa de las minas de Alquife y del posterior cierre de la explotación minera.

A finales de noviembre del 96, se intensificaron las protestas en contra de la clausura.  El día 26 una manifestación, en la que participaron unas 4.000 personas tras la pancarta “Las minas no se cierran”, recorrió el centro de Guadix hasta  la Plaza de las Palomas. Los trabajadores se encerraron en la mina, cortaron la A92 y el ferrocarril en defensa de sus puestos de trabajo, incluso realizaron una marcha a pie hasta la capital para no perder el más importante motor económico de la zona  … La tensión aumentó con el encierro de una treintena de alcaldes, ocho sacerdotes y seis sindicalistas de UGT y CCOO en el Ayuntamiento accitano en contra del cierre de la Compañía Andaluza de Minas.

Las minas, que durante los siglos XIX y XX  se convirtieron en el mayor centro exportador de hierro de España, cerraron ese mismo año. Adquirieron la declaración de BIC en 2010 y en septiembre de este año una empresa holandesa adquirió los derechos de explotación para recuperar el uso tradicional de la mina.

 

“A falta de jamón…”

Los años cuarenta y cincuenta fueron los “años del hambre”. Había escasez de alimentos y lo poco que se podía comprar estaba racionado. El estraperlo era el único modo de adquirir todo tipo de productos básicos y el mercado negro empobreció aún más a muchos y enriqueció a unos pocos. Se sucedían iniciativas para ayudar a los más necesitados, como el popular donativo para la campaña de Navidad, que solía llenar de mantas, cunas y canastillas la sede de la Sección Femenina, o el “Día del plato único” que animaba a prescindir de un plato y donar el dinero a los pobres. En estas estábamos cuando el Gobierno franquista empezó a comercializar carne de ballena. A finales de los años 50 llegó a los mercados madrileños. Un mes más tarde se comenzó a vender en Barcelona. En mayo del 51 llegó a Andalucía, primero a Cádiz, luego a Córdoba, Málaga y en noviembre de ese año el Ayuntamiento de Granada autorizó la venta de 500 kilos de carne del cetáceo en la ciudad, aunque no llegó al mercado de Capuchinas hasta febrero del 52. Cómo no, los periódicos solo hablaban virtudes del nuevo alimento: para empezar era muy barato, solo 13 pesetas el kilo. Decían que sabía a ternera, pero con un regusto a pescado. En la sección “Siluetas Animadas” se criticaba el desprecio de algunos consumidores hacia esta carne que, aunque no estuviera muy buena, tenía muchas vitaminas (además los esquimales opinarían los mismo de la ternera. «Solo hay que acostumbrarse», aseguraba el redactor). El periódico incluso publicaba recetas para hacer más digerible el alimento que, decía, habían transmitido a IDEAL un periódico del Norte. «A falta de jamón -bromeaba la sección “Casos y Cosas”- buenas son ballenas». Incluso Miranda hizo su particular visión del asunto.

España, 7 Chipre, 0

Tal día como hoy, hace 40 años, la Selección Española vencía a Chipre por 7 goles a 0 en un partido de clasificación para la Eurocopa. El seleccionador español,  Kubala convocó para jugar en Los Cármenes a Iribar, Sol, Gallego, Hita, Tonono, Claramut, Lora, Gaztelu, Amancio, Aguilar, Quino, Pirri y Rojo.  Pirri marcó el primer y cuarto gol; Quino, el segundo y tercero; Aguilar, el quinto; Lora, el sexto y Rojo el último del partido.

Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.