Skip to content

Cospedal, la novia del PP de Granada

2012 marzo 17

María Dolores de Cospedal, en Granada. :: G. Molero

La caravana de Javier Arenas se ha detenido hoy en Granada, en la plaza de las Pasiegas, con la catedral de Diego de Siloé como telón de fondo. Y con invitada ‘estrella’, María Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla La Mancha y secretaria general de Partido Popular. “Cospedal es la novia de España”, rezaba una pancarta sujetada por una señora ubicada en la escalinata de acceso al templo granadino. “Eres tan guapa como Granada”, ha dicho el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado. “¡Guapa!”, se ha oído en varias ocasiones cuando la dirigente popular ha sido nombrada por sus compañeros andaluces o cuando ella misma ha subido al escenario. Si un aroma de incienso hubiera impregnado la plaza cofrade por excelencia de Granada, hubiera pensado que estábamos en plena Semana Santa y que una virgen dolorosa estaba iniciando su estación de penitencia en la catedral. Pero no, era un mitin del PP andaluz.

En las filas granadinas del PP pueden estar contentos. Su ciudad ha gozado del acto multitudinario (4.000 personas aproximadamente) más brillante de los nueve días de campaña que lleva Arenas. Quizá, ese baño de multitud y de militancia activa haya hecho recapacitar al candidato. Granada solo le verá una vez en esta campaña. Hoy se acaba el paso de la caravana de Arenas por las antiguas tierras nazaríes. En Granada parece que lo tiene casi hecho después del vuelco en las municipales pasadas y Arenas ha decidido centrarse en otras provincias más reticentes al voto popular.

Cospedal debe estar más contenta aún. Puede que ni en su tierra le hayan mostrado nunca tanto predicamento. Será porque es la primera vez que su estrella mediática política posa sus alas cerca de la Alhambra. La erótica del poder… O de la tele, más bien. Bella y elegante es la señora, sí. Algo fría y seca en el tono mitinero, cierto. Y un poco desordenada en el hilo de su discurso, también. Al menos hoy. No sabemos si es la novia de España, como rezaba la pancarta, pero con el cariño y admiración que le han rendido sus compañeros granadinos, Cospedal se puede considerar la novia del PP de Granada.