Blogs

Quico Chirino Núñez

Rumore Rumore

Pánico a viajar

NO sé si los políticos abonan sus compras y pagan la gasolina con una de esas tarjetas que te regalan puntos para viajar. Yo llevo media vida apuntado a todas estas promociones y todavía no he conseguido salir de la provincia. Tanto afán viajero supera mis entendederas sobre la vida pública, no muy extensas, dicho sea de paso.
No me refiero en esta ocasión al viaje a Londres, del que en otra ocasión le contaré algunas de las repercusiones internas. Por cierto, todavía estoy esperando la reacción socialista -la pública- a semejante dispendio. No tardará mucho en llegar, porque de estos atolladeros sólo te escapas si el resto del mundo se olvida y esto no va a suceder.
A lo que iba. Administraciones y alguna que otra empresa pública están organizando una escapada a Turín, donde se celebrarán en febrero las Olimpiadas Blancas. La gran baza española en esta cita será la granadina María José Rienda, que el día 24 participa en una de las pruebas más importantes y con opciones de medalla. Para medalla, la que le van a dar a ella como hija predilecta de la capital, un expediente que ya se ha iniciado.
En el Ayuntamiento, el alcalde le anda dando muchas vueltas al asunto, porque no quiere que sirva de polémica. Otros me cuentan que la decisión la habían tomado por él desde el área de Deportes, pero Torres Hurtado prefiere ahorrar kilómetros y disgustos. Tanto creció el rumor que ya daban por hecho que desde el Patronato de Deportes andaban buscando veinte habitaciones. Pero la versión oficial que me cuentan es más comedida. El alcalde no aprobará el viaje hasta que no cuente con el visto bueno de los portavoces de la oposición. Si consigue montarlos en el avión les calla la boca, dicho sea a grandes rasgos. La pretensión es que se desplacen el alcalde, el concejal de Deportes y los tres portavoces. Nadie más. El problema viene cuando a esta lista se le suman los añadidos.
Pero no seré tan demagogo para centrar exclusivamente el foco en el Ayuntamiento. También tenían pensado salir hacia Turín expedicionarios de la Junta y de Cetursa, aunque finalmente han desistido porque les pedían precios desorbitados. Al final, parece que no va a ir nadie, que es tan inapropiado como que se vayan a mansalva. Los políticos tendrían que aprender a medir el punto intermedio, que se puede asistir a viajes institucionales, en su justa medida, sin necesidad de que te acompañe hasta el perrito y el canario.

En otra ocasión volveré sobre el viaje a Londres y la reacción de García-Royo.

Temas

Confidencial

Sobre el autor

-


enero 2006
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031