El patromonio del PP | Rumore Rumore - Blogs ideal.es

Blogs

Quico Chirino Núñez

Rumore Rumore

El patromonio del PP

El alcalde no quiere hacer público su patrimonio, se resiste a que unos le vean más pobre de lo que aparenta y otros más rico de lo que debiera. En cambio, los cargos electos del PSOE han declarado hasta la medallita de oro del bautismo, cuando todavía eran creyentes y no apoyaban las bodas de homosexuales. La derecha siempre ha entendido de números y de café -a esos dadles más café- mientras que la izquierda se ha hecho la picha un lío con la calculadora. Hay socialistas que sólo tienen el 25% de un piso, que es como tener la cuarta parte de un disco y que te toque el agujero del centro; y hay otros a los que me entran ganas de ingresarles 50 euros en la cuenta corriente. Pero Torrelson no quiere que sus amigos de casino se den cuenta de que el oropel de audis y guardaespaldas es más efímero que un altar de purpurina, que parece oro pero que se descascarilla. Hace dos meses, cuando Arenas anunció en foros reducidos que haría pública su declaración de bienes, el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento recibió oficialmente una petición para que hiciera lo mismo. Pero reaccionó con evasivas. «¿Para qué quieren saberlo?», preguntaba el alcalde. El PSOE le puso en un aprieto cuando registró una moción para que todos los concejales revelaran su declaración de bienes, la que hacen obligatoriamente a nivel interno cuando entran en el Ayuntamiento. No es casualidad que, un día antes del pleno, el alcalde deslizara una lista interesada de su patrimonio. Se preparó la carambola para el viernes evitar que se debatiera la moción aduciendo que ya se conocían las propiedades de los munícipes. La misma moción que el lunes había admitido en el orden del día. Fue un acto de democracia bananera, Torrelson nos tomó por tontos y se fue tan pancho. Como aquel día en el que grabó a los asistentes al pleno y dijo con desfachatez que no sabía coscado de nada, con la misma ingenuidad con la que un niño pequeño asegura que no tiene nada que ver con la televisión descuajeringada en el salón. Cuidado, Pepe, que a Arenas no le gustan estos remiendos; mira, que vas demasiado por libre en algunas ocasiones. En fin, Pepe, que queda año y medio para las elecciones y la política da más vueltas que la rueda de un hámster.

Temas

Confidencial

Sobre el autor

-


enero 2006
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031