Blogs

Pablo Amate

La cocina ideal

Comer en Londres y triunfar en el intento es factible y variado

Algún viajero fatuo decia: «En Londres se come fatal; y el zumo de Iberia es malo

Esas frases era una coletilla para demostrar que se había estado en la capital británica y que se viajó en avión. En el caso del zumo de Iberia, dieron tanto el latazo que terminaron por quitarlo y cobrarlo, si lo pides. Además la marca que usaba Iberia era una comercial correcta en su línea. Pero volviendo al tópico de negar la existencia de cocinas foráneas, existen personas negadas genéticamente a disfrutar. Les contaré dos anécdotas. Los españoles estamos orgullos de la riqueza y variedad que tiene nuestra gastronomía. Bien, pues hace 30 años yo trabajé con la BBC TV en una serie de reportajes por toda la cuenca del Mediterráneo, incluida España. Dentro de los profesionales, venía un fotógrafo muy famoso, que solo comió durante los dos meses de grabar lo mejor de cada país, filete de ternera a la plancha con mucha mostaza. El otro caso de negación al arte cibárico fueron muchos de los guardaespaldas de Michele Obama, que en su visita a Andalucía, a la hora de comer iban a buenos restaurantes. Pero su equipo prefería ir por turnos o mandar traer de la cadena de hamburguesas más cercanas, un surtido de lo de siempre: aplanchatadass, opalinas y algo resecas. No probaron lo que comía la primera dama de Estados Unidos, y eso que era gloria. Dicho esto en Londres hay muchos que solo van a ver museos, monumentos y algún pub. Pero si quiere ir a comer, no se pierda la cocina que ofrecen en el restaurante superior de la galería acristalada de Covent Garden. Pregunten por Sara, es de Murcia y les cuidará con simpatía y profesionalidad. Otra opción es conocer la cocina british en los pub de Portobello. Una calle que los sábados se convierte en un gran mercadillo de antigüedades. Y si quiere algo serio y muy bien de precio, vayan al segundo restaurante del que fue el primer 3 estrellas de Londres, Heston Blumenthal, cerca del Melia White House, hace cocina londinense rica, nada rara. En Londres hay de todo tipo de platos del mundo, sea curioso y abra sus papilas. Eso si, el vino español o francés. O cerveza que ya la enfrían.

Temas

Una alternativa fácil y deliciosa a la "cómida rápida" y la "dieta del microondas"

Sobre el autor


julio 2014
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031